Tabique nasal desviado

La Septoplastia es la cirugía destinada a corregir las deformidades del tabique nasal desviado y/o a su reconstrucción, tanto con finalidades funcionales que impliquen a la respiración o estéticas por desviaciones de este.

Se puede practicar conjuntamente a una rinoplastia u otros tipos de cirugías como la de válvula nasal o cornetes.

Leer más…

tabique nasal desviado

Información sobre tabique nasal desviado

En su primera visita en Clinicas Vicario con nuestro cirujano plástico especialista usted tendrá la oportunidad de informarle acerca de sus objetivos y comunicarle sinceramente y de forma abierta el porque de su decisión y cuales son sus expectativas. Se le preguntará sobre sus hábitos de vida, actividades, tipo de vida sedentario o no, trabajo, etc…

A partir de esta primera visita y junto a un minucioso examen de sus pruebas preparatorias se le dará el diagnostico mas acertado. Se le explicará todo el procedimiento quirúrgico así como todos los cuidados tanto preoperatorios como postoperatorios. No olvide nunca que su salud es nuestra mayor premisa por lo que la comunicación medico-paciente debe ser siempre lo mas sincera y abierta posible, intentando no olvidar ningún detalle que pudiese afectar a la Septoplastia y/o Rinoplastia.

 Usted se reunirá también con nuestro anestesista quien analizará exhaustivamente su historia clínica, posibles alergias y valorará todas sus pruebas para ayudar a determinar el tipo idóneo y correcto de anestesia en su caso particular. Le solicitarán probablemente que no coma ni beba la noche antes de la intervención.

No olvide comentar cualquier medicación que este tomando, incluso de herbolario. Acuérdese que la aspirina o ibuprofeno que tomamos y no damos muchas veces importancia que tienen influyen en nuestra coagulación y es muy importante dejarlos semanas antes de la cirugía.

La intervención se realizará en quirófano y dependiendo de cada caso particular y del criterio medico y anestesista se podrá realizar o bajo anestesia general o con anestesia local y sedación, el tiempo quirúrgico variara de 40 minutos a 1 hora.

Será necesaria la estancia durante unas horas después de la intervención en la clínica . No habrán cicatrices externas y se le aplicará al paciente un taponamiento nasal durante los primeros días.

Durante el postoperatorio el paciente deberá tener reposo y no realizar tarea que le impliquen un esfuerzo físico a poder ser durante las primeras semanas, será también importante no someterse a cambios bruscos de presión. Es posible en este periodo pequeños sangrados ocasionales que cederán espontáneamente. Algunos pacientes refieren episodios perdida del olfato y lagrimeo durante los primeros días que normalmente cederán al retirar el taponamiento.

Una vez retirado el taponamiento nasal, el paciente irá percibiendo la mejoría tanto respiratoria como estética.

tabique nasal desviado